miércoles, 1 de abril de 2009

Check list de ansiedades sociales

(para Lu)

Cuando era chica y venía alguna tía (no tenía muchas, la verdad sea dicha), tío, amiga/o de mi mamá, y decía "qué grande está la nena", o me preguntaban "¿qué querés ser cuando seas grande?" (si me estás diciendo que ya estoy grande...) invariablemente pensaba "¿la gente grande no puede hablar de otra cosa?". Y sí, cuando se es chico, uno no logra ver lo evidente (para otros) que está más alto, por ejemplo, porque siempre le faltan cinco pa'l peso: ser más alto, tener más delantera (las chicas), más músculos (los varones).

Ya de grande, no le di mucha oportunidad a las personas de que hicieran algunas preguntas de rigor: primero quedé embarazada y luego me casé.
Pero exactamente ¡¡¡tres horas!!! después del parto de mi primer hijo (a la sazón, Dr. Nick) un enfermero me estaba preguntando "¿para cuándo la parejita?". Pregunta que signó los siguientes casi cuatro años de mi vida, hasta que quedé embarazada nuevamente, con lo cual, la posibilidad de la nena era mucho más cercana. Claro que no hubo nena: nació Davu.

Tampoco hubo tiempo para que la gente preguntara "¿para cuándo la nena?", porque al poco tiempo me separé (no hubo enfermeros desubicados en esta ocasión).

Parece que muchos no soportan su propia ansiedad y necesitan ver que el otro haga, vaya, venga, estudie, se reciba, se case, tenga un hijo, tenga otro, trabaje, cambie de trabajo, cambie el auto, la casa y el marido, se compre otra bici, aprenda a hacer macramé, a cocinar batatas a la suiza, se case nuevamente ("¿y le vas a dar un hijo?"), cambie nuevamente de trabajo, sea madrina del casamiento de sus hijos, sea abuela, se jubile... ¡¡¡se mueraaaaaaaa!!!

Ahora soy grande. Y descubrí que estas preguntas ME MOLESTAN IGUAL QUE ANTES.

Ya en la etapa final (creo) de preguntas como "¿te vas a volver a casar?" y "¿no pensás tener otro bebé?", también me tocan "¿tenés nueras?", "¿cuándo se recibe tu hijo?" y "¿cómo te ves como abuela?".

Las mujeres cargamos, creo, con el fardo más pesado, con el tema de los hijos. Hay un momento en la vida en que a nadie le gusta vernos no embarazadas o sin un hijo a upa. Paren un cacho. A veces pienso que decisiones cruciales la de como casarse o de tener un hijo muchos las toman porque la sociedad les dijo que ya es el momento de tomarlas. ¿Qué tal pensar mejor esas cosas?

Todo bien con el futuro como promesa. Pero, ¡¡eyyyy, hola!! estamos vivos hoy, estamos (al menos, yo estoy) disfrutando de muchas cosas hoy; no tengo la necesidad de estar preguntándome todo el tiempo qué quiero para mañana.

Qué se yo qué me va a pasar. Y me gusta no saber. La vida fue, es y será buena así.

21 comentarios:

unServidor dijo...

¿Para cuándo el próximo post?

:P

Apa dijo...

Qué bien piensa usted a pesar de haberse casado y tener dos hijos, por lo general los que me preguntan porqué no me casé o tuve hijos me están pasando su peso, "si yo me tuve que casar vos también o si yo tuve que tener hijos vos por qué no?". Egoísta, ¿todo para mí? :P

Cuando uno es realmente feliz no jode, ni pregunta.

Otra posibilidad es que las preguntas se hagan por rutina porque no se sabe de qué hablar, eso me pasa con algunas personas con quienes no se puede hablar de muchos temas y bueno por ahí se escapan las preguntontas.

"Este finde" le decía a un amigo "me pasó algo que me cambió la vida" y de inmediato quiso saber si estaba embarazada.
Ah, bueh.

Abrazo

Carina Pérez dijo...

pero sabés que está bueno Mile, que siempre hacés la cosas para vos y por vos, no para dar respuesta. te quiero ma.

Milenius dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Milenius dijo...

UnSer: grrrr...
jajajajaja! besos

Apa: sí, un poco es lo que decís, te quieren pasar su propio peso. Y también es que (y esto es absolutamente personal) las preguntas me obligan a replantearme las decisiones que tomé. Y a veces no tengo ganas... Me pasaba más cuando era chica: tomé decisiones difíciles, no estaba segura nunca, y las preguntas me revolvían. Ahora me importa menos.
También es hablar de eso como del tiempo y la humedad, y a mí no me sale mucho.
Lo de tu amigo, simplemente genial: ahí ves por dónde pasa "lo que te cambia la vida" para los demás.

Cari: sí, está bueno, sólo que a veces me siento obligada a responder. Qué se yo.
Yo también te quiero.

Al final, tuve hijas, jas. Que vengan y pregunten ahora de dónde salieron.

besos a los tres, y gracias!

Halle dijo...

Que temita. La verdad que rompen soberanamente las pelotas esas preguntas, y más en la adolescencia y cuando vos mismo no podes conseguirte ninguna respuesta.

Léase: ¿En qué año estás ya? ¿No vas a ningún gimnasio? ¿Y con esa carrera de qué se trabaja después? Y la peor de todas: Los hijos de mis amigas están todos de novio, ¿Y vos para cuándo? (Y no solo es de mi vieja ese comentario, incluso vale también nietos/sobrinos)

Milenius dijo...

Sí, en la adolescencia es como demasiado.
Pero parece que esto tarda en curarse, incluso cuando uno es adulto y ya hizo un montón de cosas, siempre parece que hay que hacer más.

pluf. Me cansa.

besos,

Cris dijo...

Juju, yo conservo grandes recuerdos de comentarios que me hicieron sin cortarse un pelo 3 horas después del parto...

Ya he comentado alguna vez que vivo en una ciudad pequeñita y en un barrio de casitas bajas que es como un pueblito. Como la mayoría son ancianos, parece que lo que yo haga o deje de hacer es la atracción del barrio. Al principio pensaba: ya se cansarán... Pero así llevo 8 años. Hace tiempo que decidí pasar del tema y hacer lo que me diera la gana. Ahora hay a quien me considera una hereje, pero mira... eso es hasta divertido.

Besos!

Milenius dijo...

Hola, Cris!

Sí, yo recuerdo las caras cuando estaba por casarme, era muy divertido ver cómo más de uno se horrorizaba; o, cuando me separé, que decían "pobrecita".

No sé si es que tus vecinos no se cansan o si es que el público se renueva! (hay nuevos viejitos, sólo que no te das cuenta, son todos muy parecidos). Pero mi "enojo" no es tanto con los más viejitos, sino con los jóvenes que siguen esa tradición de fijarse siempre en qué silla se sienta el otro. Es como que se disfrazan de viejos!

besos

Abrujandra dijo...

Wácala, recontra guácala...de chica los cachetes me quedaba rojos de los pellizcones, de embarazada las mil recetas para saber si va a ser nena o varón (me refiero al primer embarazo, hace veinte años). El casamiento, la separación...es como cuando estás esperando colectivo y se te acercan (soy anacoreta el 99% del día) "qué calor ¿vió?".
Los mataría a todos.
Besos intolerantes de viernes ventoso en Nqn. (copiado de AntWa que sus besos son siempre dedicados)

Milenius dijo...

jajajajaja, encontré una pior que yo!!!!!!!!

ni te explico la locura cuando, en las ecografías, pedía por favor que no me dijeran el sexo... "¿Cómo? ¿no te gustaría saber?"

Y, si hubiera querido saber, habría dicho "ay, no me decís el sexo por favor?"

glamp por las preguntas obvias.

Milenius dijo...

Apa: me encantó eso de "que bien que piensa usted a pesar de haberse casado y tener dos hijos". En ese "a pesar de" se revela alguna cosilla... mmmm... no sé, usted dirá (yo pienso, estoy segura, algo parecido a lo que piensa usted, eh?). ¿Pensaría distinto si no me hubiera casado? ¿y si hubiera tenido uno solito?

Ah... ya sé. Si hubiera tenido uno solito me habrían hinchado las guindas con que "uno sólo nooooooo... tiene que tener un hermanito".

besotes,

Lores Jane´s dijo...

En mi casa, cuando mis hermanas estaban con sus pequeñuelos recién nacidos en brazos, me decían a mi: y vos para cuando?. O cuando todas se hicieron "señoritas": y vos para cuando?; o cuando empiezas a estudiar, no tenes trabajo, novio, amante, marido, vivir sola, flaca, gorda...puf... la gente a veces como no pudo tener grandes logros en su vida molesta con "sus" fracasos al resto.

Milenius dijo...

Sí, debe ser algo así, supongo...

besotes, lo...

Apa dijo...

Sí dije "a pesar de eso porque por lo general la gente discrimina y pregunta mucho, tiende a pensar que alguna rareza tengo por no embarazar a alguien y casarme ya!

Mirá la peli La joven Jane Austin y después volvemos a hablar.

Gracias por reaccionar y hacerme venir, me hubiera perdido este diálogo debido a mi propio despiste.

¡abrazo gigante!

Milenius dijo...

Hola, Apita...
¿y no hay una gran parte de mujeres que dicen "ya está" después de que tuvieron un hijo, como si ese fuera el único fin en la vida? A eso me refería yo acá, y también en el post del día de la mujer. Esas son las mujeres a las que me da gana de despertar a veces.

besos, vuelva, ¿o la tengo que ir a buscar?

Apa dijo...

La conducta de esas mujeres no es más que un reflejo de lo que se espera de ellas desde hace mucho tiempo, con la diferencia que ahora se le agregó lo profesional.

"Tenés que tener hijos para que te cuiden después" :P

Sólo se justifica esa desesperación en que tenemos una edad reproducitva limitada pero ¿qué pasa si no somos fértiles?

Por otro lado el milagro de la vida parece que fuera importante sólo cuando una joven es violada y embarazada o una mujer no quiere tener más hijos. Los milagros que ocurren a diario en Africa, India y aquí mismo y que mueren desnutridos luego entonces no son importantes ni se pena ese abandono con la cárcel.

Existe una persecuta solapada hacia la mujer para que sea "esclava" y no compita con el hombre en lo profesional.

TE dejo una pregunta que discutíamos hoy con un amigo . El que se siente inferior ¿acaso no es inferior? Si una mujer cree que ese es su rol además de cocinar y lavar, entonces ése es su rol porque no supo darse cuenta de que porque se le haya dicho eso no queire decir que sea así.
Si no tiene esa capacidad y defiende a quienes la encasillan en el rol de madre y ama de casa entonces se merece el lugar donde está.

Beso

Gurisa dijo...

Tengo tías solteronas por lo que, si me preguntan para cuándo un novio o casorio, la pregunta se les revertirá :P

(Y mi mamá está demasiado ocupada con su nieta como para querer un nieto :P)

Milenius dijo...

Apa: con respecto a la pregunta que hacés, ¿sabés que yo siempre pensé lo mismo? hasta que, hace un tiempo, una socióloga especialista en cuestiones de género me abrió los ojos al respecto. ¿Viste que cuando una mujer es golpeada o maltratada psicológicamente, solemos decir "los dos están enfermos"? Esta mujer dice, y la verdad, lo pensé bien y creo que es así, que, al estar mal repartido el poder, la responsabilidad en estas cuestiones no puede ser repartida en partes iguales. Así como está "encarnado" en la sociedad que el género masculino tiene más poder, de la misma manera está más "encarnado" en las mujeres tanto el hecho de aceptar ser golpeadas como el de sentirse "responsables" de ese maltrato (en el sentido de no saber poner un freno). Si el poder no es igual, la responsabilidad tampoco. Y creo que algo así pasa con lo que vos decís. Cuesta mucho salir de los encasillamientos, porque en muchos grupos sociales esto está definitivamente mal visto; y estas mujeres, a lo mejor, quieren salir pero no sólo muchas veces no encuentran la puerta, sino que si la encuentran, por ahí ni se animan a salir.
Con respecto a todo lo demás que decís, acuerdo plenamente. Es muy fácil hablar del "milagro de la vida" cuando no es tu hija aquella a la que violaron.

Gurisa: simplemente es genial!!! Ahí tenés que estar, con las zarpas preparadas, jajajaja...

Besos a las dos, gracias por pasar.

el_iluso_careta dijo...

"Las mujeres cargamos, creo, con el fardo más pesado, con el tema de los hijos"
eso no es sólo para las mujeres che...

Milenius dijo...

hola, iluso, tanto tiempo. No. Lo que quiero decir es que, como estamos más limitadas que los hombres por el tema de la edad, obviamente, las ansiedades sociales se multiplican.
beso,

Me hubiera gustado que me dedicaran...

  • Cartas a Milena (obvio) - Franz Kafka

Algunos libros que me hubiera gustado escribir... Bueno, por lo menos los leí!

  • Rayuela - Julio Cortázar
  • El libro de los abrazos - Eduardo Galeano
  • Alicia en el país de las maravillas - Lewis Carroll