lunes, 15 de diciembre de 2008

Situación de lunes

La situación de lunes es complicada.
O cambia la percepción de las cosas, o éstas, definitivamente,los lunes se complican .
Los lunes los semáforos no están en verde, rojo o amarillo. Los lunes los semáforos están como marrones, la gente no los entiende y los mira extrañada; y esto, sumado a la gente –que anda mal por la calle– a los jefes que vienen densos (quizás todo el fin de semana en la casa, quizás esos días que a uno le pagan por descansar, quizás...), hacen que la situación de lunes sea, por demás insostenible.
Lunes otra vez...
El trabajo es, como siempre, el trabajo. Pero los lunes cansan y las letras en la computadora parecen representantes de otro idioma en nuestra oficina.
Igual, a la embolia producida por los lunes le sigue inmediatamente una reflexión: pasado rápidamente el martes (que está tan cerca de este lunes casi imposible),llegará el miércoles, y con él, la mitad de la semana, para que nos regale la esperanza de un jueves corto de trabajo y de un cercano viernes a la tarde; sin dudas (en mi opinión), la mejor de las tardes para los que trabajamos de lunes a viernes...
Igualmente, como todos los días merecen ser disfrutados, y como nos merecemos disfrutar de todos los días, hay que disfrutar también del lunes. El tema es ¿qué se hace un lunes, entonces, para que no sea un embole?

3 comentarios:

Milenius dijo...

Uno que me llegó por mail, de alguien que no se le anima a los blogs,y que me gustó (¿será por motivos personales? jajajajaj)

en mi opinión a una chica como usted el almanaque debería beneficiarla con la ausencia del lunes, para que lo dedique a su persona a hacer lo que mas le guste:
pasear, hablar por teléfono con las amigas, por el messenger con hijos y sobrinos, mandarse mensajitos con hijas postizas, también algunos a su novio...rascarse un poco la espalda con el borde de la silla, pensar en a donde le gustaría ir de vacaciones, o que regalo le va a pedir al ruben para navidad (jo jo jo )... leer algo que le guste mucho... escuchar música en el mp3, comer cosas ricas...
también puede pensar en alguien que la quiere un montonazo y la piensa mientras escribe esto...muichh

Rubén

Lores dijo...

También no hay que olvidar, a aquellos compañeros que se jactan que estuvieron todo un fin de semana en la pileta y después no reconocen el canto de un pájaro en la ventana.

A vos que te parece, le regalamos el Libro Gordo de Petete? o un par de láminas de Genios...pobre...

Milenius dijo...

Pobrecito... no seas mala, es gente que sale poco.

Me hubiera gustado que me dedicaran...

  • Cartas a Milena (obvio) - Franz Kafka

Algunos libros que me hubiera gustado escribir... Bueno, por lo menos los leí!

  • Rayuela - Julio Cortázar
  • El libro de los abrazos - Eduardo Galeano
  • Alicia en el país de las maravillas - Lewis Carroll