jueves, 25 de noviembre de 2010

Estos son los días de nuestras vidas

Es curioso cómo pasa el tiempo. Digo, cómo pasa de acuerdo con lo que nos pasa. Quienes sufrimos la muerte de alguien muy querido conocemos esa sensación casi física de "pero ¿cómo puede ser que el mundo siga andando?", como si la la gente disfrutando del sol en la cara, de la tarde o de la noche o la lluvia o el aire fueran la cara visible y risueña de la injusticia. Un relay, además, cuando algo nos pega muy fuerte, y el mundo, veloz, ni se entera de que uno anda en cámara lenta.

Hay algo así por estos días (aunque no se me haya muerto nadie)*, un sentimiento indefinido que va entre no saber qué hacer y no saber muy bien si se quiere hacer algo.

Oh, qué buena manera de despersonalizar lo que digo cuando digo "se quiere". Qué buena manera de aceptar que no sé nada. O no, claro. Ni siquiera me animo a ponerme en primera persona.

*Lo aclaro después del comentario de Alicia.


32 comentarios:

Alicia Seminara dijo...

Te entiendo perfectamente.

Cuesta vivir el presente cuando te hace falta un ser querido.


Que estés mejor.

Milenius dijo...

Hola, Alicia: no se me murió nadie por suerte (no ahora). Pero la sensación en algunos momentos es parecida.

Besos enormes y gracias.

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Mmmmm... me he preguntado varias veces lo mismo. En realidad, he vivido algo parecido y cuestionar (esa era la palabra) el porqué todo sigue su curso mientras uno está estancado en determinado acontecimiento.

No sé que te llevó a cuestionar lo mismo o, tal vez, volver a sentirte así, pero tenemos que saber que el tiempo corre para todos y nosotros tenemos que tratar de seguirle el ritmo.

Sino nos comen los caranchos, ¿viste?

Abrazo de oso para vos, Milena querida.

Milenius dijo...

YNSCC: sí... seguir el ritmo... A veces es como que uno pierde el paso, ¿no? Como bailar un tango mientras todos bailan salsa, algo así. Es hasta que podemos acomodarnos y enganchar nuevamente "la coreo".

Gracias, "No Soy Cindy", o Cendy, o Cintia o... ¡¡¡Nancy!!! :) y besos y abrazazos para vos también.

nadasepierde dijo...

Creo que eso nos pasa a todos... son momentos, en algunos estamos en sintonía con todos y con todo, y somos "superpoderosos"... pero detrás de esos, indefectiblemente llegan los otros donde ni siquiera tenemos sintonía con nosotros mismos.
Lo bueno, sería saber que van a pasar, sobre todo los que no nos tienen en la cima de nada...momento de hacer la plancha, dejar fluir lo que sea, ponerle la cara y el pecho a la vida, y seguir adelante.
ya sé que facil es decirlo, cuando uno se siente fuera del universo, andando en cámara lenta, pero saberlo, ayuda.
Un beso

Virginia Prieto dijo...

nos pasa

y es una sensación verdaderamente extraña

beso

Troba dijo...

Los brasileños dirían saudade, creo.
besos.

Marcelo Cafferata dijo...

Lo mas loco de esa sensacion de lentitud de "paren el mundo... me quiero bajar", de que nadie respeta esa velocidad interna que uno tiene en ese tiempo.... lo mas loco, es que luego se nos pasa.

Asimilamos la muerte mas rapidamente de lo que pensabamos. Forma parte de la vida, digamos... no?

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Exacto. Cuando nos sentimos así es porque perdimos el paso. No te queda otra que correr. Como cuando uno es chico y, para seguir los pasos de mamá, vamos a los saltitos. Jaja.

Che, no seas desgraciada. Te juro que desde que postee eso me llegan mensajes: "¡Nancy!" o "¡Buen post, Corina!"

¡Son tremendos!


P/S: Ya me conocí con tu otro hijo =)

Milenius dijo...

Ana: sí. Yo siempre pienso eso, que hay que tener en cuenta que cualquier etapa se termina. Pero no logro enganchar el paso cuando viene una torcida; aunque me adapto endiabladamente bien cuando viene una de las buenas. Por suerte, porque esto que parece tan fácil, a mucha gente le cuesta horrores: "pasarla bien". Para eso también hay que tener talento...

En fin, como siempre, uno hace lo que puede. Besos enormes.

Milenius dijo...

Virginia: sí, pasa. Y es extraño y normal al mismo tiempo.

Besos.

Milenius dijo...

Troba: ¡Bienvenido! La verdad, me cuesta mucho pensar en otro idioma, y temo decir una cosa por otra... ¡Con lo que me cuesta a veces me cuesta hasta pensar en castellano! ¡Besos!

Milenius dijo...

Marce: sí. A muchos no les importa y no tendría por qué importarles; a algunos a los que tendría que importarles no les importa igual; y algunos están ahí para caminar lento junto con nosotros, hasta que retomemos el ritmo.

¡Por suerte se nos pasa! no tengo ganas de estar la vida entera en cámara lenta...

¡Besos!

Milenius dijo...

YNSCC: ¡ja! sí... esa madre que a veces parece inalcanzable.

Ayyyy, sí, perdón, debería haberlo pensado. Igual, va con onda de alguien a quien le cambian el nombre a cada rato también, :) o-O

¡Guau! Ya conociste a toda la flia. No sabés cuánto lo siento, pero bueno, firmame acá que fue por tu propia voluntad ;)

Besos enormes.

Epístola Gutierrez dijo...

Me ha pasado vivir etapas así, y seguramente volverá apasarme. Lo bueno es que pasa y viene la etapa buena y con muchas energías. Que te llegue pronto!
Un beso.

Lao dijo...

Todos de vez en cuando necesitamos un "cachetazo" que nos despierte para saber valorar. El dolor, ese gran misterio, es ineludible. Muchos saludos, gracias por compartir tu reflexión

Minombresabeahierba dijo...

Despersonalizar, suele alivianr el peso de la mochila...o el dolor.

Besos

Milenius dijo...

Epístola: ¡Bienvenida! Claaarooo... al fin y al cabo, cuando estamos en las buenas no andamos diciendo "ay, y esto cuándo terminará, no doy más de felicidad".

Ya va a llegar. Confío en eso. Si no, viste cómo es, uno ni se levantaría de la cama.

Besos.

Milenius dijo...

Lao: ¡me tienen a las piñas, querido! Pero sí, de vez en cuando viene bien un sacudón, porque ayuda a empezar a cambiar algo.

Un abrazo, don.

Milenius dijo...

Minombre: Tenés razón. Dejar de ser "yo" por un rato nos permite mirarnos de otra manera. Y ahí vamos, tratando de crecer, caracho.

Un abrazo.

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Y... cuando está cerca la sentimos lejos, y cuando está lejos... supongo que la memoria nos hace acercarnos un poquito.

Uy, ¿me metí en un lío?
¿Estoy a tiempo de salir corriendo?
Jajajaja.

Beso

Milenius dijo...

son cosas muy raras las que nos pasan con la madre, che...
Cuando era chica, "pfff"; ahora, "ohhhhh, pero mirá vos..."

Besos, lo siento, ya es tarde. ;)

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Yo ya no puedo quejarme más de ellas. Sólo me queda darle las gracias.

Bueno, haceme el aguante entonces.
¿Salen milanesas con papas?
:P

Milenius dijo...

:)

¡¡Salen!!

Besos.

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Bancá que consiga pasaje.
=P

Milenius dijo...

¡Hecho!

Besos.

Verónica Molina dijo...

Me pasa a veces... es como ir a destiempo con los demás y con uno mismo. Se me ocurre que hay como una disociación ahí ("hay", tampoco me hago cargo de que soy yo, es a mí, también la primera persona pasó de largo, mirá qué fácil es hacerse la distraída). Son momentos raros, que nos permiten vernos con otros ojos a nosotros mismos, también... están buenos a su modo, como un día que no para de llover.

Y qué lindo que está escrito, además.

Abrujandra dijo...

Sólo es que tiene forma de espiral, nacemos para morirnos...nada menos.

Milenius dijo...

Vero: ¡gracias! Sí... un día en que no para de llover invita a pensar, igual pasa con las tormentas personales, ¿no? Nubarrones van, nubarrones vienen, la cosa a veces se asemeja al diluvio universal y pasa rápido, otras parecían tormentas de verano y se instalan por unos días. Pero, como se dice por ahí, siempre que llovió, paró.

Ahí vamos. Besos gigantes.

Milenius dijo...

Abru: nada menos, sí... Y eso que lo sabemos desde hace tiempo, ¿eh? Pero nos hacemos los opas que es un contento, mire...

Besos enormes.

Marcelo Cafferata dijo...

Che, que te parece si te escribis algo?
Te extraño, viste"s"?

Milenius dijo...

Ay, Marce, yo también "me extraño" un poco. Estoy en eso, pero mucho no sale, che...

Son "los días de nuestras vidas", ná que hacer...

Besos y gracias.

Me hubiera gustado que me dedicaran...

  • Cartas a Milena (obvio) - Franz Kafka

Algunos libros que me hubiera gustado escribir... Bueno, por lo menos los leí!

  • Rayuela - Julio Cortázar
  • El libro de los abrazos - Eduardo Galeano
  • Alicia en el país de las maravillas - Lewis Carroll