sábado, 27 de marzo de 2010

Es la tarea

"Como decía un catalán
Voy tratando de crecer
y no de sentar cabeza"


Qué sería de nosotros si lo único que nos interesara fuera sentar cabeza.

No me quiero imaginar, montones de personas sentadas, esperando que algo suceda, que algo les cambie la vida. Creyendo que ya está con lo que hicieron, que ya es suficiente. Como si la vida se terminase porque simplemente ya tenés un trabajo, tenés un hijo plantaste un árbol escribiste un libro.

Sentados, esperando que la vida siga así o cambie de golpe por decisión propia, por inercia o por aburrimiento.



De Gloria Fuertes, un regalo de Ant

Sentados, esperando que el amor por ese a quien aman de verdad se escurra por la alcantarilla porque quién sabe, las dudas son muchas.

Sentados, esperando que la oportunidad llegue o se vaya, no importa, porque ya me decidí por esto.

Sentados, esperando no sé qué o la muerte o algo muy parecido, solo que respirando.

Cada vez que me quedé sentada esperando, perdí un tiempo precioso o me morí de embole (que es más o menos lo mismo).

Cada vez que me quedé sentada esperando me deprimí y lloré hasta el hartazgo.

Basta, loco, no espero más. Si no arranca el renó y tampoco viene el colectivo, me voy caminando.


23 comentarios:

AGUSTIN dijo...

Así se habla!
Hace semanas que esta cancioncita me viene atronando en la cabeza, por una cuestión de época, y por eso de la guerra en sí bemol sin ninguna melodía.
El renó arranca en dos patadas!

Sergio Berton dijo...

La verdad que uno envidia -sanamente- el nivel de profundidad en los pensamientos que llegan a tener algunos.

Hoy suelo ver a muchos lamentándose por lo que les pasa, como esperando que les llegue algún consejo de autoayuda para seguir adelante.

Acaso ya no hay valientes que se enfrenten a la vida por más que esta se burle de nosotros? Será que todos necesitan soporte y ninguno se anima a "moverse" por sí mismo?

La verdad que me tiene intrigado...

Excelente reflección!

Saludos!

AntWaters dijo...

Ays, me toca... ¡el poema de Gloria fotografiado en la tarde aquella! :)

He colocado a la derecha la ventana esta, junto al poema aquel; y miro lo de aflojarse los tornillos, las curvas peligrosas y lo de lanzarse al bello, que seguramente era el dueño de la curva peligroso; hasta lo del cambio de dirección indica hacia el mismo lugar.

También yo creo que habla de eso,
ir hacia el precipicio
- como a sabiendas -,
que tener el corazón intacto es otra o quizás la misma mierda.

Nooo sé; Cecilia lo tenía claro en "andar",

"aunque los vientos me arrastren,
sigo mi senda sin lastre;

a vueltas de veleta,
al soplo del viento, al azar;
el caso es andar...

No me propongo destinos,
no quito puestos a nadie;
porque mi puesto es el aire"

Hummmmm, la vida es más sencilla en una canción; no sé; lo de sentar la cabeza es bastante representativo de la cordura... sientas la cabeza en una silla, con los demás, y entonces ya nada hay de lo que preocuparse... jjaja, no sé; es como estar cuerdo; si estás cuerdo ya solo tenés que mantenerte en la cuerda, tirando de ella como si realmente creyeras que sí debe ser todo, para siempre y todos; como cuando te explican por primera vez lo avanzados que eran los griegos; antes de darte cuenta de a quienes consideraban personas y a quienes no jajaja; nu sé, snif, pienso en Thoreau, que se fue a vivir a los bosques, que lo metieron en la cárcel - del pueblo - por no pagar sus impuestos y cómo una tía suya, sin duda mas sensata, que los pagó por él, que salió de allí... me refiero a que no sé, hoy nada en absoluto, como ayer y antes de eso jajaja, quizás que creo que lo malo no es tanto esperar -que también- como dejar de desear cosas...

Siempre recuerdo una escena de Flashdance -sí, qué intelectual jajaja - donde una mujé que se dedica a bailá y aligerarse ;) le cuenta a la prota cómo ella tenía un armario enorme, lleno de caros vestidos que ella se compraba... "hasta que un día dejé de comprarlos...; ni siquiera sé por qué".

Y creo, sé, que es así; como contar las cosas.. un día vas y cuentas algo y no pasa nada, como la piedra que se traga un estanque sin decir nada... y luego, bueno, lo sigues sintiendo pera ya no dices nada, hasta que dejas de sentirlo, lo cual enlaza con.. hummmm, con tantas cosas.

Besos de hoy el día está para caminá, ni un soplo de viento :_)

El Mostro dijo...

Buenos días.

El Viejo @gustín dijo...

yo ni reno tengo,
Deje de andar prestado por la vida.
prestado de Amor, de miradas, de auto.
Arrastrandome sin ni siquiera grua.
Me quedo la tristeza, el encanto q va y viene de mi hijo, la presencia de quienes me Aman y Amo; la Mabu con la que me camino todas las rivadavias desde castelar a ituzaingo y el sueño de ver, el sueño de ser, el sueño de Vivir.
Si no arranca el Reno, no importa, no forma parte de Vos, calzate las zapatillas y camina, tomate un cafecito en Herminia(Sabés donde esta?); rodeada de Cortazar, Benedetti, Borges, Onetti y otros...; con ese placer de tomar un café o te en una taza con plato distinto!!!
escuchar buena música y saborear una rica cookie.

1 abrazo para que no te caigas y un beso para acompañarte, Vecina...

Dark Knight dijo...

Igual la vida no está completa nunca, siempre va a quedar algo que quisiste hacer, por lástima. Una ventaja que tendría la inmortalidad, pero sigo sin conseguirla :(.Beso madre.

Milenius dijo...

Agustín: bienvenido.
Sí, a mi también me pega mucho esta canción, por los mismos motivos que a vos.
El renó arranca. A las patadas a veces, pero arranca.
Un abrazo.

Milenius dijo...

Sergio: ¡gracias! El problema de esperar es justamente ese: la espera. Y la verdad es que nada viene solo porque lo esperás. Ojalá yo misma pudiera pensar en estas cosas que parece que tengo tan claras, pero no, más de una vez me encuentro haciendo lo que critico. Cuando me doy cuenta me enojo conmigo y es algo así como "eyyy, ¿y para cuándo?".
Pero veo, en general, una actitud así, tipo "no cambia nada, todo está mal, y esto no me sale", y de volver a sentarse, esperando que pase quién sabe qué tren.

Qué sé yo, Sergio, a veces necesitamos algún mazazo en el marote, parece que no, pero no hay muchas más formas de aprender que viviendo, es la única forma de darnos cuenta, y también pasa (creo) por no querer vivir a medias, no conformarse con lo primero que sale, decir "ya está" y después no hacer nada más. Creerse ese "ya está" es algo así como un pecado, con todo lo que hay para hacer.
¡Besos!

Milenius dijo...

Ant: es así, o al menos yo lo creo, o sea que para mí es así "tener el corazón intacto es otra o quizás la misma mierda".
¿Para qué sirve un corazón intacto? He tenido esta discusión algunas veces, sí... que para qué sufrir, dicen muchos... No se trata sólo de sufrir, es sufrir y ser feliz, las dos cosas. El "que no sufre" porque quiere el corazón intacto tampoco es capaz de ser feliz del todo. Pero bueno, allá ellos, yo lucho contra eso, no me gusta, no es lo que quiero para mi vida.

Sí, la vida es más sencilla en una canción.
Y dejar de desear es como tener el motor descompuesto...

Pluf... el silencio, esas cosas que no decís, y que se van muriendo dentro. Sí, enlaza con muchas cosas... Más de las que podemos escribir acá, creo.
Muy largo.

Besos de tarde dominguera.

Milenius dijo...

Mostro: :) buenos días, buenas tardes, buenas noches.

Besos.

Milenius dijo...

@gustín: es, quizás, cuando nos quedamos sin nada, cuando tenemos la oportunidad verdadera de tener cosas propias. Una vez que perdiste todo, hasta el renó, te das cuenta de lo más importante, que es que te tenés a vos mismo. Es un garrón, un garronazo, ya lo viví, no una sino dos veces, y de verdad que no tiene nada de agradable. Lo agradable es cuando empezás a subir y te das cuenta de que podés.
No conozco Herminia, ¿dónde está?

Un beso grande, vecino.

Milenius dijo...

Davu: es así nomás...
¿me avisás cuando la consigas? Pero apurate, che, no tengo toda la vida para esperar...

besos.

nadasepierde dijo...

Totalmente de acuerdo.... no sé esperar, sea en lo que sea, y me mando, en renó, colectivo a pata, pero quieta, jamás.
No se que todo salga de una después, pero al menos, lo intenté. Peor consumirse después pensando en que hubiera pasado si...

un beso
me encanta esa camción.

Milenius dijo...

Ana: la verdad es que tardé en darme cuenta de algunas cosas (yo digo que demasiado), pero creo que el exceso de quietud es un pecado.
¡Besos!

Verito dijo...

Buenísimo el post! Y el maridaje con la canción de Baglietto, es perfecto!

Totalmente de acuerdo, Milenius, si no arranca el renó, no importa: lo que importa es que arranque UNO, como sea!

Besos gigantes.

El Viejo @gustín dijo...

Santa Rosa al lado del Lider price; viniendo del acceso llendo para Sarmiento del lado de Castelar
Anda que es lindo tienen una linda biblio y además buenas revistas.
Los viernes y sabados x la noche se pone bueno hay muy buena música.

beso

El Viejo @gustín dijo...

Ahh tiene un estacionamiento para el Renó

Zippo dijo...

La frase del Renó al final fue brillante, Mile. Transmite hartazgo, liberación y cierto desparpajo juvenil de los que solucionan grandes parálisis de un plumazo. Me gustó mucho esta entrada.

Milenius dijo...

Verito: ¡gracias!
Cierto. Lo que importa es que arranque uno. Je. Cuando haya escasez de combustible tendríamos que ver de arrancar a agua igual, ¿no?

Baglietto es un genio.
Besos.

Milenius dijo...

@gustín: ¡gracias! Beso, nos vemos.

Milenius dijo...

Zippo: antes, cuando me pasaba una de estas cosas me decía "ah, ok, mi última rebeldía adolescente". Ahora, a esta altura de mi vida (mentira, a ninguna altura: a mi edad) no sé qué nombre ponerle, o quizás, simplemente se llame rebeldía y punto.
¡Besos!

PD: pobre renó, siento que lo estoy bastardeando un poco, y en realidad arranca todos los días como el mejor.
PD 2: zas, cagué con esto que dije.

Cris dijo...

Qué bonito consejo... (a mí me suena a consejo). Además, si te sientas luego cuesta horrores levantarse...

Besos.

Milenius dijo...

guau. Ahora soy consejera blogueril.

¡Besos, Cris!

Me hubiera gustado que me dedicaran...

  • Cartas a Milena (obvio) - Franz Kafka

Algunos libros que me hubiera gustado escribir... Bueno, por lo menos los leí!

  • Rayuela - Julio Cortázar
  • El libro de los abrazos - Eduardo Galeano
  • Alicia en el país de las maravillas - Lewis Carroll