viernes, 17 de julio de 2009

Desconfiada

Mmm... ¿será que estoy de mal humor? ¿será el invierno?
No sé, hoy me desperté pensando en las personas que, no sé si queriendo o no, causan mucho daño. Esas para quienes uno (como en una especie de deseo de esa revancha de naturaleza kármica en la que decide creer) reserva un único pensamiento: "ya te va a llegar"... Suelo pensar eso y me tranquiliza, pero hoy me atacó La Desconfianza (así, con mayúsculas) al respecto. ¿Les llegará? Hoy pienso: "no les importa nada"; siguen con su vida, juntan plata o casas o mujeres o estampitas o viajan por el mundo, no sé, pero me da la impresión de que nada los toca. Que esa caja de cristal en la que viven los protege, finalmente, de todo. Hay otro pensamiento que suele rondarme (sólo para tranquilizarme, cierto): "viven una vida superficial, no piensan en nada, no les importa ni lo que hicieron ni lo que harán. Para ellos está todo bien. Están salvados".
No sé si esto tiene mucha, poca o ninguna importancia, la verdad. Evidentemente un poco sí, porque me puso de mal humor.

Todo bien con la dignidad, ¿no? Pero ¿no estaría bueno, además de ser personas dignas, que a veces se nos dé alguna buena buena buena, de esas que te obligan a decir "Ahora me tocó a mí"?
Quiero hacerle caso a la candorosa, y "reforzarme", como sugirió en su entrada el otro día.
Quiero sentirme "glamorosa" también, aunque sea por un rato.

En fin, tengo ganas de preocuparme, una vez, una aunque sea, por boludeces.

Será que, como "todo vuelve", alguien me deseó "ya te va a llegar" y hoy me toca romperme la cabeza (y si esto es verdad, a los demás también les va a tocar: aquí va mi nota de esperanza, jajaja).

Un poema de Benedetti para aquellos a los que lo único que les interesa es "salvarse" (encima tienen tanto orto que les dedican poemas hermosos, qué ironía...)

NO TE SALVES

No te quedes inmóvil al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca.
.
No te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo.
.
Pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el jubilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces
no te quedes conmigo.

Ta bien. Por lo menos trato de mantenerme lejos. Algo es algo.

Update: Video de Pinti que me pasó Halle. Salsa Criolla.

22 comentarios:

Halle dijo...

Será que yo soy más específico (Cosa que tampoco resulta), mi "ya te va a tocar" se traduce en "Ojalá te pise un tren" (Y solo por estar hablando en el blog de una dama, que si no..)

La verdad que hay mucha gente que ha hecho daño y parece que todavía no les tocó a ellos, pero quiero que veas este pedazo de monólogo de Pinti, tal vez lo conozcas pero siempre es bueno re-escucharlo.

La parte que habla de discriminación, al final, habla de que al que nunca le tocó ser discriminado, ya va a llegar a viejo y la va a pasar peor.

Este es el video: http://www.youtube.com/watch?v=jIyQSDGiHEI (Aproximadamente a partir del minuto 2.. pero lo lindo al minuto 6)

La candorosa dijo...

Algunos que otros días, ando diciendo "¿y para cuándo un tiro para el lado de la justicia?"... ojo, que no es literal, simplemente lo digo haciendo referencia a esa necesidad de cambio de suerte en algún aspecto que se esté padeciendo, ¿vio?

Y si, esos días existen... esos en los que sentimos plenamente que la nube negra se estacionó sobre nosotros, ¡¡¡pero que al vecino lo abanican los querubines!!! mecachendié!!

Pero a no aflojar, que tal vez poniendo la mente en positivo algunas cosas -aunque sean por error- ¡¡nos vengan en suerte!!!

Abrazos con el candor y la cuota de optimismo que siempre me acompañan!!!

Milenius dijo...

Hola, Halle, en realidad, yo había pensado algo bastante similar a lo que pensás vos hoy, ya un poco cansada del bendito "ya te va a llegar" (y eso que soy una dama).

¡Buenísimo Pinti! Cuánta razón tiene. Lo agrego ahora para que lo disfruten los demás.

Gracias, Halle, un beso.

Milenius dijo...

¡Gracias, Candorosa! Eso, querida, eso: ¿para cuándo?

besos miles

Nick dijo...

Es como cuando lo ves al pelotudo de Marley y decís: "pero que pedazo de pelotudo" y otro te dice: "será un pelotudo pero se fue de viaje por todo el mundo con cada mina...", entonces respondés, con bronca, "y que importa, si es puto" y el otro replica "será puto, pero se fue igual".


aaaaaaaaahhhhhhhhhhyyyyyyyyyyyyy cuanto odio, cuantas ganas de golpearlo al pelotudo de Marley, creo que pegarle a Marley me haría bien... a todos nos haría bien. En este momento doy por iniciada la campaña péguele a Marley y sea feliz

Milenius dijo...

¡¡jajajajaja!!

Dr. Nick reloaded.

Yo no envidio a Marley (y no me molesta que sea puto, che). Me da bronca que sea (o se haga) el tonto, por ejemplo. Pero de últimas, él es inofensivo. Yo no lo miro, así que no me daña.

El enojo es por los que nos hacen mal y siguen su vida como si nada y sí influyen en nosotros, nos afectan. Esos me rompen soberanamente...

(Igual, un poco, a Marley hay que matarlo. Por gritón y tarado...)

besos

Abril Lech dijo...

¡Quién les dijo que Marley era puto? Yo que ustedes no le dejo una sobrina ni hija cerca.

Pero ese no era el tema del post sino lo que uno tira al universo.

Ya te va a llegar, te dijo. Y te dejó tan preocupada que fue lo primero que vino a tu cabeza al levantarte.

Yo creo que la gente que causa daño ya tiene un castigo permanente que no los va a abandonar jamás: ser ellos mismos, olerse el día entero, ver como todos de a poco se dan cuenta y se alejan, tener que cambiar de amigos todos los años, no repetir afectos en dos cumpleaños seguidos, rodearse de gente que está cerca por interés o circunstancialmente, perderse lo mejor de la vida que es recibir esa corriente maravillosa de afecto y gratitud que todo lo ilumina cuando le hacés bien a alguien.

Desearle un mal a otro (aún al malo) solo nos perjudica a nosotros mismos. Al dañino hay que desearle el bien (que es lo que mas odia) y sonreir esperando que todo lo bueno le llegue (a veces dejan de ser tan malos) y sabiendo que todo lo que deseamos nos vuelve por duplicado.

No es tan importante que cada cual tenga su castigo. eso es mirar la vida en negativo. Importante es que cada uno pueda descubrir la maravilla que se esconde detrás de dar cosas buenas a los otros. desear eso limpia el alma y quien sabe transforma alguna vez lentamente al mundo.

Te deseo lo mejor, que decanses por ejemplo sin preocuparte de castigos ajenos. Mis besos!!!

AntWaters Daza dijo...

Pues yo anoche me acosté sin sueño; que no sé cómo se puede no tener sueño estando tan cansado, pero, oooyes, con esa impresión nos fuimos a la cama; ya que dice tanto ese hombre, ese Benedetti, podría decir de qué no hay que salvarse o de qué demonios sirve combatir contra el aire, contra el tiempo; lo que sea pasará igualmente y dudo mucho que no haber dormido te sirva de consuelo; eeen fin; totalmente de acuerdo, parece siempre que le toca a la misma gente; lo bueno y lo malo, a gente diferente, siempre las mismas gentes; eeen finn, "lo que es por mí, cojo el mundo entero, te lo regalo y hasta te lo envuelvo". Saaaaaaabes, he estado leyendo estas semanas un libro sobre la Woolf que ahondaba sobre los últimos días; años. el giro que había dado, cómo de repente Blomsbury le pareció un lugar de pijos autocomplacientes que ya no veían aquello que "combatían" porque en cierto modo, se habían convertido en gatos de salón, en figuritas de yadró que veían todo bien bien bien; y cómo por otro lado la escasez, la falta de azúcar, de harina, gasolina con la que practicamente se quedaban aislados; el hecho de que con la proximidad y la inmersión en la guerra, ya no había público que leyera... y, no sé, cuenta algo, supuestamente basado en sus diarios en que ha ido a un restaurante, a una cafetería, y al ir al lavabo se ha encontrado con unas señoras, a las que luego en su diario llama "putillas", y otras cosas que no recuerdo, con lo que señala la autora que ya estaba perdiendo lo que era característico en ella, la empatía, la mirada... Me refiero a que hasta el invierno afecta, y evitas mirar demasiado a la gente o al espejo porque sabes que... bueno, es lo que decía Gloria Fuertes den un poema: "a mí la gente no me gusta, yo a la gente la quiero demasiado"... "Me preguntan los hombres con sus ojos; me preguntas las mujeres con sus hijos"; lo extraño y duro de recordar, por encima de tanta ley, tanta norma y tanta cosa que hay que hacer o tener a tal edad es que tu vida es tuya; no sé, supongo que son malas las certezas, como ojos de Kasandra; no sé, estoy con una entrada, de momento sólo en mi cabeza,con la esperanza muerta; ¿tú sabes de qué demonios va la vida? Hoy me parece la cosa más absurda del mundo.

besos de menudos testamentos te largo

El Mostro dijo...

Es así loca, parece que siempre caen parados, y es que la ignorancia es como un campo electromagnético que protege. Hablando con una concheta del country el Carmel (Belsunce), ella ignoraba todo y solo pensaban en lo lindo de la comunidad carmelina. Por un día, no te preocupes por los descastados, los marginales.
Besos.

Halle dijo...

Nick! Pegarle a Marley es como pegarle a un ciego borracho con muletas! No dá, pobre tipo.

Milenius dijo...

Hola, Abril: concuerdo totalmente con vos. Pero bueno, hay días en que no me resulta fácil pensar todo eso, como hago habitualmente, que digo "ma síiii... ¡que me importa!" Hay días en los que realmente me importaría que el que hace o hizo daño se dé cuenta. No le deseo mal a nadie, porque sé claramente que no es la infelicidad de otros lo que me hace feliz a mí. Pero bueno, somos seres humanos, hay días en los que me cuesta más que en otros.

Besos grandes y gracias, porque me anima, en serio.

Milenius dijo...

Hola, hormiguita. Es a esa gente a la que me refiero: a la que parece de cartón, la que parece de caricatura. Nunca les pasa nada, o al menos eso parece o eso es lo que quieren aparentar: que está todo bien, no importa si el día anterior atropellaron a alguien o si son cornudos o lo que sea. Ponen siempre la misma cara para todo. De esos habla Benedetti: de los que siempre salen "bien parados" de todo. Los que no parecen afectarse por nada.
A veces uno adopta una actitud: "bueno, sí, me embromaste la vida, pero bueno, yo sigo teniendo una vida y vos no". No siempre es tan sencillo. Alguna vez uno quiere, como dice la candorosa "un tiro para el lado de la justicia"; esto no significa que desee algo malo para el otro, sino algo bueno para sí mismo y nada más. A veces no puedo evitarlo, pensar "pero, ey, loco, ¿cómo puede ser que vivas tan tranquilo después de esto? ¿cómo podés enterrar todo como si nada?". En fin... concretamente no puedo decir nada, porque no se puede hablar de cualquiera así como así en un lugar como este... pero... es lo que pasa cuando uno siente que le roban, por ejemplo. Me da bronca. También suelo pensar lo que decís vos, algo parecido a "¿el mundo? pues sí, si es por mí, te lo dejo envuelto para regalo". Pero no todos los días me sale...
Es cierto, además, hasta el invierno afecta...

Besos de menuda respuesta te he dado...
y de espero tu entrada, como siempre.

Milenius dijo...

Mostro: yo sé que usted me entiende. Es eso, tal cual. Vivir "colgado de la palmera" (Pirlusa dixit). No darse cuenta de nada.
Saludos móstricos también para usted. Por un día, no me preocuparé.

Milenius dijo...

Halle: Nick dice que hay que matarlo igual. Yo no acuerdo. El pobre Marley no sabe que es un mal necesario.
besos

-Pirlusa de la Sapinonda- dijo...

Uf... tenés razón, Mile, hay algunos seres que nacen, viven, crecen, se reproducen y mueren dentro de un taper. A mí no me surge desearles nada, pero sí me dan ganas de sacudirlos con un gran reloj despertador, es irresistible querer que se despierten y algún día (aunque sea uno solo) se den una vuelta por lo real y concreto, tocando la tierra con sus piececitos. Lo de estar colgado de una palmera es mil veces preferible a vivir a lo Carmel...

Milenius dijo...

Es cierto, Pirlusa. Me apresuré al clasificar. No es lo mismo el colgado de la palmera que el que vive dormido, o adentro del termotanque toda su vida.
Lo del despertador no es mala idea. Adhiero. ¿Qué pila usará? tengo dos triple A que me sobraron de un reloj que se rompió.
¡beso!

Apa dijo...

Lamento recordarte que eso no ocurre muy seguido Mile. La gente vive toda la vida cagando a otros sin ninguna culpa, sin ningún remordimiento.
De vez en cuando cuando les pasa algo , pequeño piensan si aquello no es un castigo pero igual seguirán en la misma, porque así siempre les fue bien.

La justicia siempre tuvo un ojo detapado y eso es muy difícil (aunque no imposible)de cambiar.
besote

Milenius dijo...

Hola, Apa. Es así. Pero bueno, un día nos llegará el turno...

besos grandes

Rapote dijo...

Lamentablemente pasé, paso y -mucho más lamentablemente- seguiré pasando por todo esto...

Pasa que la gente que vos nombrás opera con impunidad precisamente porque, muy a pesar nuestro, se ríen de nuestros "-Ya te va a llegar" y de nuestros "-Ojalá te pise un tren"...

Y duermen tranquilos y sin culpas, como angelitos. Porque para que a uno le remuerda la conciencia, debe necesariamente contar con ella.

Yo aprendí rápido que al tren, tenemos que manejarlo nosotros. Y apuntar bien la locomotora.

A más de uno le partí una costilla flotante, sin entrar en detalles de casos peores.

Ahora, más calmado, viejo y evaluando ulterioridades que podrían alejarme de mi familia, dejé de "manejar trenes". Pero ni me gasto en desear que otro tren los pise o pensar en que algo los va a alcanzar.

Me conformo con reconocerme distinto a ellos...

Saludos,
Rapote

Milenius dijo...

jajajaa, me gustó lo del tren imaginario, Rapote.

Si pudiera ser que todos los días no me importe nada... Pero bueno, se vive, y sí, la mayor parte de las veces, me alegra sentirme distinta y nada más. Sólo que esos días, ¿vio? Uno se ataca.

Un alegrón verlo por acá de vuelta! Besos y vuelva. No hace falta que vuelva y sea millones.

Abrujandra dijo...

Menuda entrada te mandaste (adhiriendo a lo AntWa), menudo tema también. Supongo que puedo mezclar con lo de "mal necesario", menos mal que nos damos cuenta que existen, de otra manera creo que seríamos iguales a ellos, o ellos a nosotros...ya me hice ensalada con eso de la realidad aparte a veces no sé cuál es la realidad.
Dejalos que se mueran solos o matalos...según el gusto del cliente, hay días en los que digo lo primero y días en que digo lo segundo, de todas maneras siguen existiendo. Lo bueno es saber estar alerta, resistir y alejarnos, en lo posible de su toxicidad.
Pinti...una masa.
Besos.

Milenius dijo...

Alerta y con las defensas altas. Así creo que habría que estar siempre, ¿no?
Por suerte hay gente de la otra también. Eso nutre y da energía.
Besotes, Abru, y gracias. Usté es de la otra, por suerte.

Me hubiera gustado que me dedicaran...

  • Cartas a Milena (obvio) - Franz Kafka

Algunos libros que me hubiera gustado escribir... Bueno, por lo menos los leí!

  • Rayuela - Julio Cortázar
  • El libro de los abrazos - Eduardo Galeano
  • Alicia en el país de las maravillas - Lewis Carroll